redactor-SEO-freelance

La creciente necesidad de visibilizar los negocios en Internet está propiciando la aparición de nuevas profesiones especializadas en optimizar el posicionamiento en los motores de búsqueda, principalmente de Google. Un ejemplo es la profesión de redactor SEO freelance.

Hoy en día, los servicios que ofrece un redactor SEO freelance o SEO writer están muy solicitados por parte de empresas y profesionales que tienen un sitio web, y desean hacer crecer su negocio en Internet.

Pero ¿por qué las empresas necesitan este tipo de servicio? ¿Qué hace exactamente un SEO writer? ¿Qué le diferencia de un copywriter? ¿Cómo conseguir trabajo como redactor SEO freelance?

Si tienes interés en desarrollarte en esta profesión, sigue leyendo porque voy a dar respuesta a todas las preguntas.

 

Por qué las empresas necesitan un SEO Writer

Un dato, al día se publican más de 5.760.000 artículos en Internet, sí, has leído bien, más de 5 millones cada día.

Otro dato, en 2020 había más de 600 millones de blogs en el mundo.

Haz esta prueba, escribe en la barra del buscador de Google la palabra “copywriting”, por decir una. Verás que el buscador te devuelve 23.900.000 resultados. Es decir, que Google tiene indexados casi veinticuatro millones de publicaciones relacionadas con la palabra “copywriting”.

Ante la ingente cantidad de contenido, que hay en Internet, suelen surgir algunas dudas: ¿Cómo conseguir que los motores de búsqueda posicionen arriba tu contenido? ¿Qué hacer para llamar la atención de un usuario saturado de tanta información multicanal? ¿Qué tipo de contenidos has de crear para atraer a tus clientes potenciales?

Éstas son algunas de las dudas que se plantea cualquier empresa o profesional que tenga un sitio web y necesite impulsarlo para captar tráfico orgánico.

Un SEO writer es el profesional que tiene los conocimientos, y domina las técnicas necesarias, para dar respuesta a ese tipo de dudas.

 

¿Qué hace exactamente un SEO writer?

Un SEO writer es un redactor o redactora que crea contenidos de manera estratégica para que posicionen bien en los motores de búsqueda.

Veamos por qué este tipo de redactores/as son capaces de rankear con sus textos.

Por un lado, un redactor SEO conoce el lenguaje del buscador, por tanto, sabe adaptar el contenido para que el algoritmo lo comprenda bien, y lo posicione en el lugar adecuado.

Además, sabe que la intención de búsqueda del usuario o user search intent es el eje sobre el que gira el mundo del SEO, y pone especial énfasis en averiguar cómo satisfacer las necesidades que los usuarios plantean en los buscadores.

Por último, tiene claro que el objetivo de Google es ofrecer al usuario contenido útil, es decir, información que le aporte valor y le deje satisfecho. Por ello, no se limita a escribir por escribir, sino que crea contenido que verdaderamente ayude al usuario.

Por este motivo, son muchas las empresas que buscan redactores SEO freelance, porque quieren crear contenido de manera estratégica, para ganar visibilidad en el medio online y destacar sobre su competencia.

redactor-SEO

Diferencia entre redactor SEO y Copywriter

Un copywriter es una persona que escribe textos persuasivos, con la intención de provocar una acción en el lector, por ejemplo, que deje sus datos en un formulario o que compre un determinado producto o servicio.

La responsabilidad de un copywriter es que el mayor número posible de lectores tomen la acción deseada. Y eso está muy bien, porque si hace un buen trabajo el porcentaje de conversión aumenta.

Pero se está pasando por alto un paso previo importante, que influye directamente en el porcentaje de conversión: el tipo de usuario que llega al sitio web.

Me explico.

Por muy bueno que sea el copywriting de una página web, si ésta no atrae al público adecuado no obtendrá los resultados de conversión deseados.

Y es aquí donde entra en juego la importancia de contratar un redactor o redactora SEO, porque crea el contenido estratégicamente, para que lo encuentre la persona a la que va dirigido.

Ojo, porque es un matiz importante.

El redactor SEO escribe para que el buscador posicione el contenido donde pueda encontrarlo el cliente ideal o buyer persona, de este modo, fomenta la captación de tráfico cualificado, el único que interesa.

Veamos un ejemplo.

Imagina que quieres saber el precio de una bombilla LED, porque se te ha fundido una y quieres comprarla por Internet. Abres Google y escribes en la barra del buscador la keyword “bombilla led”. En milésimas de segundo obtienes millones de resultados, ordenados por relevancia, según el criterio del algoritmo del buscador.

Imagina que en uno de los resultados lees “Bombillas LED de Alta Calidad”, haces clic en él, y cuando entras a la página encuentras un copywriting magnífico, maravilloso, que te explica los beneficios de las lámparas LED, por qué consumen tan poco, los diferentes tipos que hay en el mercado, etc. Pero no ves ningún producto para comprar, ni precios, ni ofertas.

¿Qué harías cuando descubrieras que no es una tienda online? Te lo digo yo, saldrías de ahí y buscarías otro resultado que pusiera claramente: “Comprar Bombillas LED” “Mejor precio de bombillas LED” “Bombillas LED Online”, o similar.

¿Por qué? Porque tu intención de búsqueda no era informarte sobre las bombillas LED, sino comprar una bombilla LED.

Este ejemplo ayuda a comprender lo importante que es atraer al público adecuado, porque de nada sirve el copywriting de una página web si no es capaz de satisfacer la intención de búsqueda del usuario que ha llegado hasta ella.

 

Consejos para trabajar como redactor SEO freelance

 Ahora que ya sabes qué hace un SEO writer, cuál es su propuesta de valor diferencial, y por qué las empresas demandan sus servicios, podría picarte el gusanillo de desarrollarte como profesional.

Si fuera tu caso, te interesarán estas sugerencias para trabajar como redactor SEO freelance.

consejos-SEO-freelance

Argumentos para vender tus servicios

Es conveniente que, antes de pensar en cómo conseguir clientes SEO y darte a conocer, elabores un argumentario de ventas que te sirva de guía cuando tengas una entrevista con un cliente potencial. O bien para que lo utilices en tu sitio web, publicaciones de redes sociales, y demás medios de promoción que emplees para ofrecer tus servicios.

¿Por qué debes dominar los beneficios que aporta tu trabajo? Para ser capaz de persuadir al posible cliente que contacte contigo.

*Fíjate que resalto la palabra beneficios, no expongas sólo lo que haces, acompáñalo siempre de los beneficios que gana el cliente.

Veamos algunos ejemplos de argumentos que podrían encajar bien:

  • Haces SEO On Page, y éste mejora la calidad de un sitio web.
  • Creas contenido útil, que atrae al buyer persona del producto o servicio.
  • Aumentas la visibilidad del negocio en Internet, ya sabes, un sitio web trabaja 24 horas al día, 7 días a la semana.
  • Creas contenido de calidad, lo que mejora la imagen de marca y aumenta la presencia online.
  • Captas tráfico cualificado, por tanto, se incrementa el porcentaje de conversiones.
  • Aumentas el tráfico orgánico, esto permite ahorrar dinero en campañas de publicidad y marketing.
  • Diseñas estrategia de contenidos, para generar vínculo con el público objetivo, y fidelizar clientes.

Cuanto más amplio sea tu argumentario, mucho mejor, porque te servirá para rebatir objeciones típicas, como el precio del servicio o la intangibilidad de los resultados a corto plazo.

 

 Cómo darte a conocer

 Una vez tienes claro qué beneficios aporta tu servicio de redactor SEO, es hora de promocionarte. Y esto se puede hacer de diversas maneras. Por ejemplo:

  • Crea un sitio web propio. Tener una página web profesional proyecta una buena imagen de ti. Haz algo sencillo, pero que refleje tu valía profesional. Ponte en lugar del posible cliente que esté pensando en contratar los servicios de un redactor SEO, e intenta persuadirle para que te elija a ti y no a otro redactor o redactora. Por ejemplo, explica quién eres, tu trayectoria, qué servicios ofreces, qué beneficios aportas a tus clientes, cómo contactar contigo, qué empresas o clientes ya han confiado en ti, testimonios, etc.
  • Crea un blog propio dentro del sitio web (muy recomendable). Si ofreces un servicio de redacción, qué mejor carta de presentación que tu propio blog, un espacio donde mostrar tu estilo de escritura, y tu capacidad para posicionar contenidos. Además, mejorará tu presencia en Internet, ganarás visibilidad, y te posicionarás como experto en la materia.
  • Practica Guest Blogging o escribe como invitado en otros blogs de temática relacionada con la tuya. Sin duda, escribir en espacios ajenos es una práctica que te dará visibilidad ante otros redactores o potenciales clientes. Escoge sitios web o blogs afines al SEO o copywriting, pero que tengan más autoridad que tú. Si eres capaz de aportar valor en otros espacios seguro que atraerás a personas interesadas en tu propuesta.
  • Ofrece tus servicios a plataformas de contenido. Hay multitud de plataformas donde las páginas web pueden comprar textos, y éstas suelen recurrir a redactores freelance para subcontratar el servicio. Una buena práctica sería explorarlas todas, y ofrecerte como profesional de la creación de contenido.
  • Inscríbete en plataformas con ofertas para freelancers, para que posibles clientes puedan encontrarte y solicitar tus servicios. Por ejemplo: Domestika, Malt, Upwork, Freelancer, Fiverr, Workana, SoyFreelancer, People per hour, Guru, Lancetalent, Toptal, LinkedIn, Textbroker, Great content, entre otras.

seo-freelance

Qué tarifa cobrar

Este tema es peliagudo, pero debes tratarlo con profundidad. Al fin y al cabo, trabajas para ganar dinero. Por eso, es importante que cuantifiques bien tu propuesta de valor, es decir, cuánto vale tu servicio.

Para ello, tendrás que resolver algunas cuestiones, paso a paso.

  • ¿Cuánto quieres ganar al mes? El importe que decidas condicionará el resto de los pasos. Por poner un ejemplo, supongamos que queremos ganar 2.400€ al mes (600€ a la semana).
  • ¿Cuánto tiempo necesitas para hacer un encargo? Evidentemente, cada trabajo precisará un esfuerzo distinto, pero intenta calcular un tiempo medio. Por poner un ejemplo, podríamos decir que la redacción de un artículo cuesta 4 horas.
  • ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a invertir a la semana? Si quieres dedicar 32 horas semanales, siguiendo el caso del ejemplo anterior, podríamos hacer 8 trabajos semanales.

Una vez aclares estas cuestiones, calcula cuánto deberías cobrar por trabajo, para llegar al importe que te marcaste en el paso 1. En nuestro ejemplo, queríamos ganar 600€ a la semana. Por tanto, deberíamos cobrar 75€ por artículo (es un valor orientativo a modo de ejemplo).

En definitiva, márcate cuánto quieres ganar al mes, el tiempo que estás dispuesto a dedicar al trabajo, y la productividad que necesitas para conseguirlo. Esto te dará la tarifa que debes cobrar para cumplir tus expectativas.

 

Cómo hacer una oferta a un cliente

A la hora de hacer una oferta a un posible cliente no basta con pasarle tu precio, hay que especificar ciertos aspectos importantes de tu servicio.

¿Por qué es necesario concretarlo todo? Para presentar una oferta que disipe cualquier duda que pueda surgir a posteriori, y que genere algún tipo de insatisfacción, por no haberla aclarado con anterioridad.

Por ejemplo, sería conveniente que, antes de aceptar el trabajo, quede claro:

  • Número de palabras que debe contener el artículo. Tu tarifa está ligada a un precio por palabra, recuerda lo que vimos para calcular tus precios, por ejemplo, si no vas a dedicar más de 4 horas en hacer un artículo debes limitar el número de palabras que eres capaz de escribir en ese tiempo, teniendo en cuenta que antes de redactar haces un trabajo previo de investigación. En cualquier caso, en función de la necesidad del cliente, puedes modificar el precio de tu servicio.
  • Nivel de tecnicismo que se precisa para el encargo. En función del tipo de enfoque que quiera el cliente la dificultad de la redacción varía, lo que influye en el trabajo previo de investigación, es decir, que te exige más tiempo. Hay que dejar claro el nivel de profundidad del artículo, para no decepcionar al cliente, y para que tú puedas ajustar el presupuesto.
  • Tiempo de entrega del texto. Esto es fundamental cuando tienes un alto volumen de trabajo, ya que debes seguir una programación y agendar cada proyecto, para cumplir los plazos acordados. Cumplir con la fecha de entrega es un requisito ineludible. Por tanto, calcula bien si puedes comprometerte con la necesidad del cliente, de lo contrario, hazle una propuesta de fecha que puedas cumplir. Ten en cuenta que siempre salen imprevistos, así que deja un margen de tiempo provisional, te recomiendo ser precavido.
  • Revisiones que estás dispuesto a realizar antes de entregar el trabajo definitivo. Esto debe constatarse en la oferta, para limitar el número de veces que el cliente puede solicitar modificaciones. De este modo, ambas partes se implicarán al máximo en encontrar la satisfacción mutua, antes de la entrega final.

 

Consejos para la redacción         

Como hemos visto antes, el valor diferencial de un redactor SEO es su capacidad de crear contenido estratégicamente, que posicione bien en los buscadores y atraiga tráfico cualificado.

Para conseguir este objetivo hay que dominar ciertas técnicas SEO, que tendrás que aprender si quieres crear contenido de calidad.

Veamos algunas fases previas a la redacción:

  • Estudio de palabras clave. Diseña tu propia metodología para hacerlo, pero es un paso imprescindible. Averigua cuáles son las palabras clave que tienen búsquedas, pero no están excesivamente competidas, te recomiendo que detectes keywords long tail interesantes, que seguro que las hay.
  • Investiga la web donde se publicará el contenido. Te ayudará a descubrir el estilo de escritura que emplea, el tono de las comunicaciones, el tipo de estructura de los textos, etc. En definitiva, te dará información muy valiosa para que puedas alinear tu contenido al de la web.
  • Analiza a la competencia. Emplea herramientas SEO que te ayuden a saber qué sitios web están posicionando arriba por la palabra clave que quieras rankear. Qué tipo de contenido crean, palabras clave, sinonimia conceptual y contextual, enlaces a otros medios, etc.

Después de hacer este trabajo previo, estás en disposición de crear el contenido. Pero ten en cuenta algunas recomendaciones:

  • Elige un buen título. Que incluya la palabra clave que quieres atacar, y que sea atractivo para el buyer persona.
  • Estructura el contenido con los encabezados. Antes de empezar a escribir, especifica los encabezados, para dar sentido al texto. Una vez los tengas definidos, desarrollas cada uno de ellos. Hacer esto te ayudará a organizar el contenido, y a escribir sólo sobre aquello que consideras útil.
  • Ten a mano un listado de sinónimos y temas relacionados. Todo lo que pueda ayudarte a enriquecer semánticamente el texto es una buena praxis de SEO. Tanto sinónimos conceptuales (sobre el tema que estés tratando) como contextuales (de temas relacionados con el tema principal). Esto es más importante de lo que parece, porque ayuda al algoritmo de Google a comprender de qué trata el contenido.

Una vez hayas redactado el texto, no olvides repasarlo bien, y editar todo lo editable antes de entregar el trabajo. Recuerda:

  • Pasa el texto por un corrector de ortografía.
  • Verifica que el texto es legible, puedes apoyarte en la herramienta Legible.
  • Comprueba que el contenido es 100% original, para ello, hay herramientas en la nube que verifican el porcentaje de plagio. Por ejemplo, Copyscape o Dupli Checker.

 

Qué herramientas SEO necesitas

herramientas-SEO

Es probable que, cuando has leído el apartado anterior, te hayan surgido dudas sobre qué herramientas podrías utilizar para ayudarte con las funciones SEO.

En la actualidad, hay infinidad de herramientas en Internet, tanto gratuitas como de pago. A continuación, te indico algunas de ellas que pueden ayudarte como redactor SEO freelance.

  • Answer The Public. Muy buena para detectar intenciones de búsquedas de los usuarios.
  • Planificador de palabras clave de Google Ads. Para descubrir palabras clave, su volumen de búsqueda y nivel de competencia.
  • Google Trends. Para averiguar tendencias y popularidad de los temas.
  • QuestionDB: Intruduce un término amplio y te devuelve cuestiones que hacen los usuarios sobre ese tema.
  • People Also Ask de Google: un recurso potente para averiguar qué preguntan los usuarios en Google.
  • Also Asked. Súper interesante para diseñar estrategias de contenidos, ya que relaciona ciertas búsquedas con otras.
  • Google Suggest, o lo que es lo mismo, la función de autocompletar del propio Google cuando escribes un texto en su barra de búsqueda. La información que sugiere es de alto valor.

Hay muchas más, pero si dominas éstas te pondrás a un nivel top.

Conclusiones

Hemos visto qué es un redactor SEO freelance, por qué las empresas demandan sus servicios, en qué se diferencia de un copywriter convencional, y algunos consejos que te ayudarán a trabajar como SEO writer.

Ahora, si te seduce la idea de ganarte la vida escribiendo y creando contenido útil para otras personas, sólo te queda pasar a la acción.

La profesión de redactor SEO freelance tiene mucho futuro por delante, pues la necesidad de hacerse visible en Internet crece exponencialmente cada día. Además, el coste de la publicidad y marketing online está aumentando de manera considerable, lo que obliga a las empresas a replantearse su estrategia para captar nuevos clientes.

Deja una respuesta